Búsqueda personalizada
Pon la palabra que quieres buscar, y dale enter. Aparecera en segundos lo que quieres.

whatsapp, frases, wasap, wazap, estados whatsapp

Enlaces patrocinados

viernes, 14 de diciembre de 2007

Frases de Baltasar Gracian



Citas y frases célebres de Baltasar Gracián


No es necio el que hace la necedad, sino el que, hecha, no la sabe encubrir.


Es desgracia habitual en los ineptos la de engañarse al elegir profesión, al elegir amigos y al elegir casa.


Ninguno hay que no pueda ser maestro de otro en algo.


No sólo ha de ser aliñado el entender; también el querer, y más el conversar.


Cuál puede ser una vida que comienza entre los gritos de la madre que la da y los lloros del hijo que la recibe?


No hay peor sordo que el que no quiere oír: otro hay peor, aquel que por una oreja le entra y por otra le sale.


Sólo vive el que sabe.


La retentiva es el sello de la capacidad.


Una habilidad mediana, con esfuerzo, llega mas lejos en cualquier arte que un talento sin el.


A los veinte años un hombre es un pavo real; a los treinta, un león; a los cuarenta, un camello; a los cincuenta, una serpiente; a los sesenta, un perro; a los setenta, un mono, y a los ochenta, nada.


El primer paso de la ignorancia es presumir de saber, y muchos sabrían si no pensasen que saben.


Muchas veces nace la enfermedad del mismo remedio.


Hase de hablar como en testamento, que a menos palabras, menos pleitos.


Todo lo que realmente nos pertenece es tiempo; incluso el que no tiene nada más, lo posee.


Señal de tener gastada la fama propia es cuidar de la infamia ajena.


Lo único que realmente nos pertenece es el tiempo: incluso aquel que no tiene otra cosa cuenta con eso.


La cortesía es la principal muestra de cultura.


Varón prevenido de cordura no será combatido de impertinencia.


¿Cuál puede ser la vida que comienza entre los gritos de la madre que la da y los lloros del hijo que la recibe?


No hay venganza como el olvido.


Amar es el más poderoso hechizo para ser amado.


Son los ímpetus de las pasiones deslizadores de la cordura, y allí es el riesgo de perderse.


Para gobernar locos es menester gran seso y para regir necios, gran saber.


A los veinte años un hombre es un pavo real; a los treinta, un león; a los cuarenta, un camello; a los cincuenta, una serpiente; a los sesenta, un perro; a los setenta, un mono; a los ochenta, nada.


Son tontos los que lo parecen y la mitad de los que no lo parecen.


Quien no tiene enemigos, tampoco suele tener amigos.


Cada uno muestra lo que es en los amigos que tiene.


Lo bien dicho se dice presto.


Tiene la mentida fortuna muchos quejosos y ningún agradecido.


Tened paciencia y tendréis ciencia.


Saber y saberlo demostrar, es valer dos veces.


En la boca del viejo todo lo bueno fue, y todo lo malo es.


El que confió sus secretos a otro hízose esclavo de él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.