Búsqueda personalizada
Pon la palabra que quieres buscar, y dale enter. Aparecera en segundos lo que quieres.

whatsapp, frases, wasap, wazap, estados whatsapp

Enlaces patrocinados

viernes, 14 de diciembre de 2007

Frases de Concepcion Arenal


Citas y Frases célebres de Concepción Arenal


No es tan culpable el que desconoce un deber como el que lo acepta y lo pisa.


Por desgracia son más fáciles de contar los que recuerdan los beneficios que los que los olvidan.


El pobre se arruina en el momento en que deja de ser sobrio.


Entre los que son igualmente malos no hay paz si no es la impuesta por el miedo de alguno, que es peor.


Si la honradez no fuera un deber, debería ser un cálculo.


Cuando la culpa es de todos, la culpa no es de nadie.


Sustituir el amor propio con el amor de los demás, es cambiar un insufrible tirano por un buen amigo.


La democracia, como la aristocracia, como todas las instituciones sociales, llama calumnias a las verdades que le dicen sus enemigos y justicia a las lisonjas de sus parciales.


Proteger el trabajo es proteger la virtud, consolar dolores, arrancar víctimas al crimen y a la muerte.


El hombre que se levanta es aún más grande que el que no ha caído.


La felicidad es ciega, sobrado arrogante para ver precipicios bajo las flores que cubren su camino.


Cuando no comprendemos una cosa, es preciso declararla absurda o superior a nuestra inteligencia, y generalmente se adopta la primera determinación.


Mal halaga a su patria quien halaga sus faltas, en vez de señalarlas.


Las malas leyes hallarán siempre, y contribuirán a formar, hombres peores que ellas encargados de ejecutarlas.


No hay animal tan manso que atado no se irrite.


Todo lo que endurece, desmoraliza.


Hay como una amarga complacencia en sufrir una injusticia que parece legitimar el odio.


El tedio es una enfermedad del entendimiento que no acomete sino a los ociosos.


En muchos casos hacemos por vanidad o por miedo lo que haríamos por deber.


El culpable no sólo es un hombre malo, sino un mal calculador.


El dolor, cuando no se convierte en verdugo, es un gran maestro.


Con la ignorancia armonizan bien los errores.


El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda.


Lo más fácil de todo es hacer el mal; tan fácil que se hace solo.


El hombre aislado se siente débil, y lo es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.