Búsqueda personalizada
Pon la palabra que quieres buscar, y dale enter. Aparecera en segundos lo que quieres.

whatsapp, frases, wasap, wazap, estados whatsapp

Enlaces patrocinados

domingo, 16 de diciembre de 2007

Frases de Francisco de Quevedo




Citas y frases célebres de Francisco de Quevedo


Quien no ama con todos sus cinco sentidos a una mujer hermosa, no estima de la naturaleza su mayor cuidado y su mayor obra.


El amigo ha de ser como la sangre, que acude luego a la herida sin esperar que la llamen.


Siempre se ha de conservar el temor, mas jamás se debe mostrar.


El amor es fe y no ciencia.


Bien acierta quien sospecha que siempre yerra.


¡Oh, qué plaga, qué aburrimiento, qué tedio es tener que tratarse con ellas mayor tiempo que los breves instantes en que son buenas para el placer!


Las mentiras del corazón comienzan desde la cara.


Menos mal hacen cien delincuentes que un mal juez.


Los que de corazón se quieren sólo con el corazón se hablan.


Dijo la rana al mosquito desde una tinaja: más quiero morir en el vino que vivir en el agua...


Ni respeto ni parentesco debe divertir la ejecución de la justicia, ni retardarla un punto; porque el daño es ejecutivo, y se recrecen inconvenientes de mala condición y peor consecuencia.


Quien recibe lo que no merece, pocas veces lo agradece.


No hay cuestión ni pesadumbre que sepa amigo, nadar; todas se ahogan en vino, todas se atascan en pan.


Donde hay poca justicia es grave tener razón.


Bien puede haber puñalada sin lisonja, mas pocas veces hay lisonja sin puñalada.


La soberbia nunca baja de donde sube, pero siempre cae de donde subió.


El rico come; el pobre se alimenta.


El que quisiere tener salud en el cuerpo, procure tenerla en el alma.


Poderoso caballero es Don Dinero.


La envidia va tan flaca y amarilla porque muerde y no come.


Lo mucho se vuelve poco con sólo desear otro poco más.


Los fumadores de tabaco comienzan, desde aquí abajo, su noviciado para el infierno, donde se necesita estar muy acostumbrado al humo.


El valiente tiene miedo del contrario; el cobarde, de su propio temor.


Ser tirano no es ser, sino dejar de ser, y hacer que dejen de serlo todos.


Vive para ti sólo si pudieres, pues sólo para ti, si mueres, mueres.


Todos deseamos llegar a viejos; y todos negamos que hemos llegado.


El valiente tiene miedo del contrario; el cobarde, de su propio temor.


No es dichoso aquel a quien la fortuna no puede dar más, sino aquel a quien no puede quitar nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.