Búsqueda personalizada
Pon la palabra que quieres buscar, y dale enter. Aparecera en segundos lo que quieres.

whatsapp, frases, wasap, wazap, estados whatsapp

Enlaces patrocinados

lunes, 17 de diciembre de 2007

Frases de Jean de la Bruyere




Citas y frases célebres de Jean de la Bruyère


El silencio es el ingenio de los necios.


Los médicos dejan morir, los charlatanes matan.


El deber de un juez es hacer justicia; su arte consiste en demorarla.


Un hombre discreto ni se deja dirigir ni pretende gobernar a los demás; sólo quiere que la razón impere exclusivamente y siempre.


El necio es un autómata. Es una máquina movida por un resorte. Fuerzas naturales irresistibles le hacen moverse y dar vueltas, siempre al mismo paso y sin detenerse nunca. Jamás está en contradicción consigo mismo. Quien le ha visto una vez le ha visto s


Hay personas que empiezan a hablar un momento antes de haber pensado.


Para el hombre sólo hay tres acontecimientos: nacer, vivir y morir. No se sabe cuándo nace, padece cuando muere y olvida cómo debe vivir.


Sólo un exceso es recomendable en el mundo: el exceso de gratitud.


Un hombre revela su carácter hasta en las cosas más simples. El necio no entra en una habitación ni la deja, ni se sienta, ni se levanta, ni guarda silencio, ni permanece de pie lo mismo que un hombre de buen sentido.


La mayoría de los hombres emplean la primera mitad de su vida en hacer miserable la otra media.


Conviene reír sin esperar a ser dichoso, no sea que nos sorprenda la muerte sin haber reído.


Hay una especie de vergüenza en ser feliz a la vista de ciertas miserias.


La muerte no llega más que una vez, pero se hace sentir en todos los momentos de la vida.


Un alma grande está por encima de la injuria, de la injusticia y el dolor.


Un rostro hermoso es el más hermoso espectáculo.


Es empresa vana tratar de ridiculizar a un necio rico: las carcajadas están de su parte.


Los amores mueren de hastío, y el olvido los entierra.


Cuanto más se acerca uno a los grandes hombres, más cuenta se da de que son hombres.


No hay nada que los hombres más deseen conservar y menos cuiden que su propia vida.


El tiempo, que fortalece las amistades, debilita el amor.


A veces cuesta mucho más eliminar un solo defecto que adquirir cien virtudes.


Casi siempre la burla arguye pobreza de espíritu.


Todo nuestro mal proviene de no poder estar solos: de ahí el juego, el lujo, la disipación, el vino, las mujeres, la ignorancia, la maledicencia, la envidia y el olvido de uno mismo y de Dios.


A veces, cuesta mucho más eliminar un sólo defecto que adquirir cien virtudes.


Es más vergonzoso desconfiar de los amigos que ser engañado por ellos.


El esclavo sólo tiene un dueño; el ambicioso, tantos como personas le puedan ser útiles a su fortuna.


Para gobernar a alguien completamente hay que tener la mano ligera y no hacerle notar su dependencia.


Es una enorme desgracia no tener talento para hablar bien, ni la sabiduría necesaria para cerrar la boca.


Los que emplean mal su tiempo son los primeros en quejarse de su brevedad.


Escribir bien es gloria y mérito de algunos hombres; de otros sería gloria y mérito no escribir nada.


Los amores mueren de hastío, y el olvido los entierra.


El amor que nace súbitamente es el más tardo de curar.


La mejor manera de hacer carrera es transmitir a los demás la impresión de que ayudarte sería para ellos de gran provecho.


Los moribundos que hablan de su testamento pueden confiar en ser escuchados como si fueran oráculos.


Si la pobreza es la reina de los crímenes, la falta de espíritu es su padre.


La mayoría de los hombres emplean la mitad de su vida en hacer miserable la otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.